EL SÍNODO SOBRE LA FAMILIA

por Alberto M. Sánchez, Doctor en Derecho. Especialista en Doctrina Social de la Iglesia.

El Sínodo por la Familia, convocado por el Papa Francisco, está siendo objeto de mucha atención por parte de los medios de comunicación social y de la sociedad en general. Lamentablemente, dicha atención se ha centrado casi exclusivamente en dos temas: la situación de las personas divorciadas y nuevamente unidas, y la homosexualidad. No pocos periodistas se ocupan excluyentemente de estas realidades y vaticinan profundos cambios en la doctrina de la Iglesia sobre estos temas, generando enormes expectativas.

Sin embargo, el Sínodo está abordando otros muchos temas centrales e importantes, tales como el valor y la defensa de la vida, la importancia de un noviazgo bien llevado, la esencial preparación para el sacramento del matrimonio, la generosidad en el don de la vida, la ilicitud de los medios anticonceptivos, el milagro de amor que implica la adopción, la vital educación de los hijos, los desafíos de la familia ante los medios de comunicación social y las redes, la vocación misionera de la familia, entre otros. Como se ve, es mucho más lo que está bajo análisis.

Creo importante expresar que la Iglesia no puede ni debe “adaptar” su doctrina a los tiempos. Tiene como misión conservar, custodiar y difundir las enseñanzas de Jesucristo, que son de suyo perennes. La Iglesia no es solamente depositaria de una doctrina, sino fundamentalmente seguidora de una Persona, Jesucristo, Camino, Verdad y Vida. La “buena nueva” que configura su mensaje de salvación no es materia moldeable a los tiempos, ni a los gustos, ni a las modas. Otra cosa muy diferente es el modo de transmitirla, que debe ser siempre actual y atractivo. Es por eso que Juan Pablo II llamaba a una “nueva evangelización”: nueva en sus métodos, en su ardor y en su expresión. No nueva en su contenido.

Dicho esto, es fundamental aclarar que la Iglesia se ocupa, según expresión de Pablo VI, de “todos los hombres y de todo el hombre”. No hay ser humano alguno que no sea motivo de desvelo y afán apostólico para la Iglesia. En ese marco se entiende la legítima preocupación de los padres sinodales por las personas divorciadas y vueltas a casar y por las personas de condición homosexual. Ellas tienen el mismo derecho que todos a ser acogidas con respeto, ternura y comprensión por la Iglesia, sus instituciones y sus fieles, sin estigmatizaciones ni condenas personales, entendiendo que todos, sin excepción, somos hijos amados de Dios y que por cada uno de nosotros, sin excepción, se operó la redención. Entendido esto en su debida dimensión, puede comprenderse que la Iglesia, que debe amar y recibir en su seno con “respeto, compasión y delicadeza” (CIC, Nº 2357) a las personas de condición homosexual, no puede validar los actos homosexuales, que son “contrarios a la ley natural… y no pueden recibir aprobación en ningún caso” (CIC, Nº 2357). Tampoco el Sínodo aprobará ninguna expresión que afecte la indisolubilidad del vínculo matrimonial, porque no es doctrina que la Iglesia pueda modificar: “Lo que Dios unió, que no lo separe el hombre” (Mt. 19,6). Sí se trabaja arduamente para encontrar caminos de adecuada atención pastoral a estas realidades.

El Sínodo enfrenta un enorme desafío: brindar bases sólidas para fortalecer a la familia y ayudarle a enfrentar los graves males que socavan sus cimientos: el relativismo, el egocentrismo y el consumismo. Matrimonios sólidos, generosos con el don de la vida y fieles educadores de sus hijos con su ejemplo de vida y con sus palabras oportunas, es el modelo a seguir para alcanzar, por la gracias de Dios, familias ejemplares que sustenten una sociedad donde la solidaridad, la paz social y el orden sean los pilares de su desarrollo.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

¡Dejá tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s